Balón Gástrico

INFORMACIÓN GENERAL PARA EL PACIENTE

El balón ingerible es un nuevo dispositivo médico, un implante diseñado para la ingestión directa por parte del paciente. De esta forma, el balón se ingiere como una cápsula que el paciente traga por si sólo y una vez en el estómago se llena de una solución gaseosa hasta alcanzar un volumen determinado. El proceso de colocación se realiza bajo la tutela del equipo médico en consulta pero sin precisar una endoscopia.

El balón ingerible, una vez inflado y colocado en el estomago proporciona una sensación de saciedad y de falta de apetito que ayuda al paciente en el proceso de cambio de hábitos alimenticios que permitirá la pérdida de peso.
Se trata entonces de un dispositivo médico eficaz desde el punto de vista de ayuda a una dieta y un programa de modificación del comportamiento dietético supervisado por un equipo de profesionales. La clave del éxito del balón es el cumplimiento del programa de seguimiento posterior, que el paciente se compromete a cumplir.

El balón ingerible está indicado en pacientes con sobrepeso o con obesidad moderada. Su uso para perder peso antes de una intervención de cualquier tipo puede reducir los riesgos asociados con operaciones en pacientes obesos. No obstante la indicación principal es para aquellas personas con un sobrepeso moderado ( a partir de un Índice de Masa Corporal de 27).

La ingestión del balón conlleva riesgos mínimos, pero es necesario llevar un control médico multidisciplinar posterior. Para ello se precisa desarrollar un programa dietético que enseñe al paciente a comer de un modo distinto y por otra parte nuestro endocrino se encargará de vigilar aspectos como la diabetes o la hipertensión.

Los primeros días el paciente sentirá molestias a medida que su estómago se acostumbra a la presencia del balón. Puede sentir náuseas, o experimentar vómitos o diarrea hasta que su cuerpo se adapte.

Estas condiciones son normales y están previstas. Nuestro equipo médico proporciona al paciente instrucciones estrictas sobre su régimen de hidratación durante este periodo. Durante el primer día, es probable que sólo tome unos sorbos de agua, en los días posteriores es fundamental beber mucha agua y evitar comer alimentos sólidos.

Los balones permanecen en el estomago durante 3 meses desde la colocación del primero de la serie (puede colocarse más de un dispositivo, siempre bajo criterios médicos, para alcanzar un mayor volumen en el estómago).

Se hace pasar un tubo por la boca, se desinfla el balón y se extrae por el esófago y la boca una vez desinflado. El procedimiento se hace mediante endoscopia.

Como en todos los procedimientos médicos, existe el riesgo de reacciones imprevistas, desconocidas y adversas a los medicamentos, procedimientos y materiales utilizados. Esto puede variar según las personas. Como se ha dicho antes, es probable que durante los tres primeros días sienta ciertas molestias así como calambres, náuseas y vómitos.

Sí, está certificado y aprobado por la CE.

La cantidad de peso a perder dependerá de cómo el paciente adopte a largo plazo los cambios en su estilo de vida relacionados con la alimentación y el ejercicio.

En los estudios previos a la certificación CE se han reportado pérdidas superiores al 40% de exceso de peso a los 3 meses del tratamiento.

LLÁMANOS Y PIDE TU CITA
947 25 77 30